miércoles, 8 de marzo de 2017

Diseño de media luna para Santa María del Triunfo por Álvaro Abril Vela

Este es el diseño de media luna que ha realizado Álvaro Abril Vela  y que ayer aprobaron en junta de camareras para su donación y estreno este año.

Si contemplamos la iconografía apocalíptica de la Inmaculada Concepción, varios símbolos nos hablan más allá del acontecimiento propiamente representado, donde se muestra como María fue concebida sin pecado original convirtiéndose en la nueva Eva, que esta vez sí, triunfará sobre el mal.

La Virgen elevándose coronada con doce estrellas, símbolo de las doce tribus de Israel; sobre ella se alza al vuelo ante la apertura de los cielos, una paloma blanca. Este símbolo de la paloma es muy conocido como representación del Espíritu Santo, pero en la escena de la Inmaculada adopta otro significado basándose éste, en la Gracia divina que la Virgen dispensa sobre la Tierra. María está acompañada por ángeles, los cuales derivan de la Antigüedad y son símbolo de un ser superior al humano, que en la religión cristiana actúan como mensajeros de Dios. En el centro de la imagen observamos como la Virgen se eleva sobre un globo terráqueo donde se posan dos símbolos claves para hacer ver al espectador que estamos ante la representación del dogma de la Inmaculada Concepción: estos son la media luna y la serpiente.

El símbolo que nos ocupa esta vez nuestra atención es el de la Luna, presente junto a las principales diosas de la Antigüedad, como la egipcia Isis o la griega Ártemis (Diana), a quienes el símbolo lunar les identifica al igual que a la Virgen María en esta escena. Vemos en este hecho una conexión hereditaria de los símbolos de la Antigüedad pagana con la religión cristiana. La media luna se representa en la Inmaculada, al igual que en las diosas antiguas, como símbolo del principio femenino, opuesto y complementario al Sol, que sería el masculino y que en la cosmología cristiana está representado por Cristo, como veremos más adelante. Sobre este símbolo tan antiguo, la figura de María se presenta como la de la madre universal y dispensadora de Gracia.

Esta pieza diseñada para las labores de orfebrería presenta ciertas particularidades sobre las hasta ahora existentes.

Realizada en estilo barroco, de tintes regionalistas, al igual que el conjunto del paso de palio de Santa Maria del Triunfo y basada en el esquema tradicional de media luna, rematada por dobles estrellas de cinco puntas en los extremos y centrada por una cartela Coronada. Pero es en su cuerpo principal del que diferenciamos dos mitades donde residen sus principales particularidades. En la mitad inferior un trabajo de ornamentación vegetal del gusto regionalista similar al de los diseños de varales y respiraderos del paso de palio recorre profusamente toda su superficie. En el superior una sucesión de cartelas entrelazadas a base de curvas mixtilíneas que dejan lugar a dieciséis espacios sobre fondos calados donde se inserta la leyenda latina "SINELABE CONCEPTA" en clara alusión a la advocación inmaculista de la imagen y al propio trasunto que representa esta pieza en si misma. Alternados estos espacios por piedras de semipreciosas de aguamarina en tonalidad celeste, en un total de veinte piezas.

En El Centro queda la gran cartela que acoge el cordero pascual, recostado sobre el libro de Los siete sellos y sosteniendo el banderín triunfante, símbolos todos ellos propios del carácter letífico, sacramental y pascual del domingo de Resurrección. Esta cartela queda Coronada por Corona real al ser Rey de Reyes nuestro señor Jesucristo representado en esta ocasión por el redil eucarístico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario