sábado, 22 de noviembre de 2014

El Domingo 30 de Noviembre comenzamos Adviento

El Santo Padre Francisco dijo que este año de la Vida Consagrada “es una ocasión oportuna para agradecer al Señor por el don de tantas personas que, en los monasterios y en las ermitas, se dedica a Dios en la oración y en el silencio activo, reconociéndole aquella primacía que sólo a Él le corresponde”.
Con el Adviento, empezamos la preparación de la Navidad. Nos preparamos para que Dios venga a nuestro mundo y a nuestro corazón. A pesar de los problemas y de los miedos; a pesar de que estamos cansados de tantas promesas incumplidas, y de los desengaños de cada día, a pesar de todo, vamos a intentar vivir una nueva Navidad, porque siempre necesitamos de la visita de nuestro Dios a nuestra vida. El Santo Padre Francisco dijo que este año de la Vida Consagrada “es una ocasión oportuna para agradecer al Señor por el don de tantas personas que, en los monasterios y en las ermitas, se dedica a Dios en la oración y en el silencio activo, reconociéndole aquella primacía que sólo a Él le corresponde”. Nuestro corazón ya no es de carne, sino de cemento y hierro. Cada uno vamos a lo nuestro y dejamos sólo las migajas para otros.Nos parece normal que muchos mueran de hambre, que se asesine a los niños antes de nacer, cuando tienen todo el derecho a la vida. Por eso necesitamos una gran esperanza, una persona sin esperanza es como un peregrino que camina sin rumbo, a ninguna parte. Es como un parado que no tiene nada que hacer y se limita a dejar pasar los días y los años en la desesperación. Vamos a intentar, a pesar de todo, vivir con esperanza. Los cristianos no esperamos cualquier cosa. Esperamos la visita de Dios, que puede cambiar muchas cosas. Empecemos el Adviento, con la misma ilusión con la que un estudiante espera las vacaciones; con la misma emción con la que una madre espera a su hijo; con el mismo amor que se tiene una pareja de jóvenes enamorados locamente. Cuando sabemos sufrir con paciencia, es Adviento. Cuando esperamos y nos esforzamos por hacer un mundo más justo y humano, estamos preparando la venida del Señor. Cuando buscamos a Dios pronto será Navidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario