sábado, 15 de marzo de 2014

VOCALÍA DE CULTOS Y FORMACIÓN VENERABLE HERMANDAD DE NUESTRO SEÑOR DELA RESURRECCIÓN Y SANTA MARIA DEL TRIUNFO LA ORACION DE LOS FIELES DÍADEL SEMINARIO EN NUESTRA DIOCESIS EN EL II DOMINGO DE CUARESMA CULTOSMENSUALES MES DE MARZO


Oremos, hermanos al Padre de la misericordia, árbitro de nuestros actos y Dios que escudriña lo profundo de nuestros corazones y, con espíritu contrito, pidámosle que escuche la oración de su pueblo penitente.

1.- Oremos al Señor por la Iglesia una, santa, católica y apostólica; por el Papa Francisco y todos los pastores que entregan su vida al servício de los demás.
Roguemos al Señor.
2.- Oremos por nuestra diócesis de Granada y nuestro Obispo Javier; para que crezcamos en la fidelidad al Evangelio y en la comunión entre todos.
Roguemos al Señor.
3.- Oremos al Señor por nuestro seminario, por sus formadores y seminaristas; para que el Señor suscite nuevas vocaciones al ministerio sacerdotal, que experimenten la alegría de anunciar el Evangelio entre todos los hombres.
Roguemos al Señor.
4.- Oremos para que Dios inspire sentimientos de caridad a los que tienen riquezas y multiplique los bienes de la tierra en bienes de todos.
Roguemos al Señor.
5.- Oremos al Señor por las familias cristianas para que vivan en profundidad la fe cristiana y eduquen a sus hijos en la verdad del Evangelio.
Roguemos al Señor.
6.- Oremos para que la penitencia cuaresmal aleje de los miembros de la venerable hermandad de Nuestro Señor de la Resurrección y Santa María del Triunfo el amor desordenado a los bienes visibles y sane nuestra aridez espiritual con el deseo de los bienes del cielo.
Roguemos al Señor.
7.- Oremos al Señor por todos nosotros, para que no olvidemos orar y trabajar por el aumento de las vocaciones sacerdotales.
Roguemos al Señor.

Dios Nuestro, que llamaste a la fe a nuestros padres de Israel, y a nosotros nos has concedido ser iluminados con la luz del Evangelio, escucha nuestras oraciones y abre nuestros oídos, para que, escuchando siempre la voz de tu Hijo y aceptando en nuestra vida el misterio de la cruz, podamos alcanzar la gloria de tu reino. Por Jesucristo nuestro Señor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario