miércoles, 19 de marzo de 2014

Hoy celebramos la solemnidad de San José


La fiesta se enmarca dentro del tiempo cuaresmal. Nos acercamos con cariño a la figura de San José. Sin duda, nos ayudará a meditar el significado del misterio salvífico del plan de Dios. Y aunque sabemos poco de él, sí que podemos decir que la grandeza de su santidad está en su fe y su cercanía a Dios, cercanía de amor y servicio. José está puesto para proteger los más grandes tesoros del mundo. Es como la encarnación de la mano protectora de Dios Padre. La mano de José ha de ser también delicada y fuerte, servicial y liberadora. José ha de cuidar de María, tan desvalida y tan sola, expuesta a todo tipo de comentarios. José ha de velar por el Niño, tan indefenso, perseguido. Por eso, no es extraño que en tantas comunidades y lugares le tengan como su protector y patrono.

No hay comentarios:

Publicar un comentario